fbpx

Calefacción Eléctrica

Cuando llega el frío y tienes que optar por un equipo calefactor que te permita continuar con tu rutina diaria puedes desesperarte viendo todas las opciones que te ofrece el mercado sin saber certeramente si estás eligiendo bien. Si no lo tienes claro en este artículo podrás averiguar las características de cada tipo de calefacción eléctrica y cuál es el idóneo para ti. Si por el contrario,  lo tienes claro, entra en cada una de nuestras categorías y podrás encontrar el modelo más a fin a tus necesidades, guías de compra y mucho más. Además, hemos realizado un completo estudio de lo que ofrece el mercado con tablas comparativas y nuestros productos recomendados.

Radiador Aceite / Termofluido

radiador de aceite AEG

Ideal para las habitaciones y otras estancias cuando necesitas calor más de 4 horas diarias ¡Cómodo y eficiente!

Radiador Cerámico

radiador ceramico

Una mayor inercia térmica integrándose sin dificultad con la estética de la estancia ¡No te lo pierdas!

Calefactor Eléctrico

calefaccion electrica

Compacto y portátil. Calor rápido y uniforme ¡Un buen complemento!

Calefactor Cerámico

calefactor ceramico

Compacto, portátil y con una mayor inercia térmica. ¡Apto para todas las estancias!

Calefactor Infrarrojo 

calefactor infrarrojo

Un calor dirigido interior o exterior ¡Descubre los mejores modelos!

Factores Críticos en la
Compra de un Equipo de Calefacción Eléctrica 

¿Cuando te interesa comprar un radiador eléctrico?

Puede ocurrirte que necesites calefacción eléctrica para una casa de vacaciones que no cuente con calefacción central ni individual de gas y que necesites calentarla para disfrutarla en épocas del año que no sean verano. Por el contrario, puede que tu caso sea que vivas en una casa con calefacción centralizada pero que hasta que la encienden pases algunos días de frío que no te dejen estar a gusto en casa. En estos casos la calefacción eléctrica puede ser una opción muy interesante.

Las opciones de calefacción eléctrica son muchas, algunas sin duda mejores que otras. No es nuestra intención desarrollar absolutamente todas si no más las más populares y mejores.

Tipos de Radiadores Eléctricos

Existen tres tipos de radiadores eléctricos, a continuación te explicamos brevemente sus características básicas.

Radiador Seco

Generalmente, cuenta con una resistencia en su interior y por lo tanto genera calor inmediatamente. Su inercia térmica es media, es decir sigue emitiendo calor una vez apagado pero sólo durante aproximadamente 30 mins - 45 mins dependiendo del modelo. En apariencia es como un radiador normal.  Si el uso que le vas a dar al radiador es prolongado debes elegir entre los dos tipos de radiadores siguientes. Este radiador te puede venir bien en habitaciones que necesitas calentar rápidamente pero sólo si lo vas a tener encendido durante un corto espacio de tiempo. Además, resecan mucho el ambiente y tendrás que seguramente combatir esa sequedad con humidificadores.

Radiador Aceite / Termofluido

Esta opción de calefacción eléctrica es muy popular por su bajo consumo. Básicamente, este tipo radiador cuenta con un fluido interior acumulador de calor. Puede ser aceite u otro fluido caloportador (transportador de calor) y se distribuye homogéneamente a lo largo del radiador para generar un calor uniforme. Cabe destacar, que este radiador tarda bastante más en calentarse que el radiador seco pero menos que el radiador de cerámica. Por el contrario, dispone de una inercia térmica mayor que el radiador seco, es decir una vez apagado mantienen el calor durante más tiempo (hasta 3 horas en algunos casos). Los radiadores de termofluido son aconsejables cuando vas a hacer un uso prolongado de más de 4 horas al día.

Radiador Cerámico

Un radiador cerámico cuenta con unos paneles de ceramica/piedra en su interior que se caracterizan por mantener el calor durante más tiempo. Obviamente, tardan más en alcanzar la temperatura máxima pero una vez alcanzada su inercia térmica es la más elevada. Recomendamos el uso de este tipo de radiador cuando el uso va a ser de más de 8 horas/al día.

No te lleves a confusiones, realmente la eficiencia energética entre estos tres tipos de radiadores viene a ser prácticamente la misma. Lo que realmente es diferente y por lo tanto en lo que debes pensar es el tiempo que tarda en calentarse y el tiempo que es capaz de mantener el calor una vez apagado. Una vez que tienes claro lo que necesitas ya puedes valorar sus extras como que tenga un termostato digital, un temporizador, se pueda programar, tenga mando a distancia, etc.

¿Cuando te interesa comprar un calefactor eléctrico?

Otra opción de calefacción eléctrica son los calefactor eléctricos de toda la vida. Generalmente cuentan con unas resistencias que al encenderse entran en calor y emiten un calor instantáneo. Como veremos a continuación, a veces van acompañados de ventiladores y otras veces no. Al igual que el calor que genera es inmediato en cuanto lo apagas cuenta con una inercia térmica muy baja. Por lo tanto, son ideales para espacios pequeños o medianos cuando necesitas un calor instantáneo durante un corto espacio de tiempo.

Tipos de Calefactores Eléctricos

Calefactor Eléctrico o Termoventilador

Los calefactores eléctricos con ventilador en ocasiones denominados termo ventiladores realmente son los calefactores de aire de toda la vida. El aire se absorbe y al pasar por unas resistencias calientes incrementa la temperatura del mismo, el resultado es un flujo de aire caliente. El ventilador consigue un mayor alcance del flujo de aire caliente y una mejor distribución del mismo a lo largo de la estancia.

Calefactor Cerámico

El calefactor cerámico generalmente dispone de resistencias cerámicas con una inercia térmica mayor que el calefactor eléctrico de toda la vida. El calor que emite tal vez se distribuya peor por la habitación pero si necesitas un calefactor para un espacio pequeño que no produzca muchísimo aire esta puede ser una buena opción. 

Calefactor Infrarojos 

Este tipo de calefactor se caracteriza por tener unas resistencias que al encenderse se vuelven de un rojo vivo. Esencialmente, se trata de un calefactor que no genera aire caliente si no ondas infrarrojas. Este tipo de calefactor no calienta el aire para luego distribuirlo. Más bien, caliente los objetos o las personas donde lo dirijas, el calor se emite exactamente donde lo necesitas. Se trata de un tipo de calefactor ideal cuando quieres calentar un determinado sitio, por ejemplo un lugar donde te sientas en la terraza, en el baño donde te cambias, el sofá donde te tumbas, etc.


Artículos Relacionados

Calefactor Cerámico: Comparativa y Análisis
Un calefactor cerámico tiene un mayor rendimiento calorífico que un calefactor eléctrico de toda la vida. Realmente, no te dejes[...]
Calefactor Eléctrico: Guía de Compra, Comparativa y Análisis de Producto
Cuando hablamos de comprar un calefactor eléctrico generalmente estamos pensando es un calefactor eléctrico pequeño y compacto. Los calefactores eléctricos[...]
Calefactores Infrarrojos: Comparativa y Análisis
Básicamente, un calefactor infrarrojo funciona mediante rayos infrarrojosde la misma manera que el sol cuando proporciona calor al planeta. Los[...]
Mejor Radiador de Aceite: Guía de Compra
Cuando llega el frío y la calefacción con la que cuentas es insuficiente o inexistente tienes que poner remedio rápidamente.[...]
>